La localidad del norte puntano será una de las protagonistas de la temporada de verano en San Luis. Con más y mejores servicios pensados para el turista, infraestructura y naturaleza para disfrutar y descubrir. Macagno recorrió el pueblo junto al Intendente Vivas y referentes del sector privado.

“Por sus atractivos naturales y la calidez de su gente, San Francisco del Monte de Oro es uno de los destinos emergentes que mayor crecimiento tuvo en los últimos años”, señaló el secretario de Turismo de San Luis, Luis Piri Macagno, quien recorrió el lugar junto al intendente, Jeremías Vivas y referentes del sector privado.

El encuentro sirvió para proyectar el futuro turístico del lugar y conocer las nuevas opciones y servicios que tendrá el turista en esta temporada que se avecina. Más tarde participaron del tour inaugural a las gradas de observación del dique Las Palmeras organizado por La Candela Complejo Turístico.

Este recorrido tiene como particularidad, la posibilidad de realizar un recorrido en un camión especialmente preparado para interactuar con el entorno natural y los atractivos que ofrece la localidad.

San Francisco enamora

Los turistas que elijan este destino para vacacionar tendrán una amplia variedad de opciones para disfrutar en familia. San Francisco del Monte de Oro es sinónimo de ríos, valles, sierras y el magnífico dique Las Palmeras, todo un símbolo de este destino emergente.

Al pie de la falda occidental de las Sierras de San Luis y a solo 110 km de la Ciudad Capital, San Francisco del Monte de Oro es una conjugación de valles, ríos, arroyos, quebradas, capillas históricas, casonas, senderos, saltos de agua y el inmenso Dique Las Palmeras.

El pueblo está ubicado en valle rodeado por las Sierras de San Luis y las de Socoscora y cuenta con una rica historia cultural y educativa, siendo el pueblo donde aún se mantiene la primera escuela donde Domingo Faustino Sarmiento comenzó a enseñar con solo 15 años. El Lugar fue declarado Monumento Nacional. Esto y mucho más se pueden conocer en la localidad, como viejas casonas, iglesias históricas y lugares soñados por cualquier persona que busca tranquilidad, pero también aventura.

Fuente y fotos: Prensa Secretaría de Turismo.